Qué saber antes de ir a la Toscana



¿Quién no ha soñado alguna vez con recorrer la Toscana en coche atravesando sus colinas infinitas surcadas de hileras de cipreses? Los paisajes toscanos son impresionantes, sobre todo en primavera y verano, y sus pueblos medievales invitan a recorrerlos y a sentarse en sus terrazas brindando con uno de los vinos típicos de la región. Un viaje que no decepciona a nadie.


Os dejamos nuestra ruta de 10 días por la Toscana por si os sirve de inspiración:


Esperamos que los siguientes datos os resulten prácticos para organizar vuestro viaje a esta maravillosa región.


Traslado al aeropuerto

La principal puerta de entrada a la región de la Toscana (gracias a las compañías de bajo coste) es el Aeropuerto Internacional Galileo Galilei de la ciudad de Pisa, situado a 2,9 km del centro y a 100 km de la ciudad de Florencia.

  • Tren:

    • Pisamover. Tren que enlaza el aeropuerto con la estación de Pisa Centrale en 5 minutos, haciendo una parada en San Giusto/Aurelia. El billete cuesta 5€ (10€ i/v) y funciona de 6:00 a 0:00h cada 5-8 minutos. Se adquiere en las máquinas expendedoras del aeropuerto y las estaciones de tren.

    • Trenitalia ofrece billetes desde el aeropuerto de Pisa hasta la estación de Florencia Santa María Novella (trayecto 1 hora y 13,70€ el billete, incluyendo el combinado con Pisamover hasta Pisa Centrale).

  • Autobús.

    • Las líneas E3 y E25 de la compañía CPT llevan al centro de Pisa y también al Campo dei Miracoli en unos 10-15 minutos. El billete cuesta 1,50€ y se compra directamente al conductor en efectivo, en la máquina automática o en el punto de información.

    • También hay autobuses directos a Florencia operados por la compañía Caronna.

  • Taxi (CO.TA.PI – Cooperativa de Taxis de Pisa). Es una opción un poco más cara. El trayecto cuesta entre 6-10€, aunque el servicio es puerta a puerta.

  • Transporte privado. Algunos hoteles ofrecen este tipo de transporte, así como empresas especializadas, como Civitatis o GetTransfer. Es otra opción más cara pero cómoda.

  • Alquiler de coche. Hay muchas empresas internacionales y sobre todo locales para alquilar directamente en el aeropuerto. Algunas oficinas se encuentran dentro del aeropuerto y otras en un edificio separado de la terminal, al que se accede caminando o mediante un autobús lanzadera gratuito.


Cómo moverse

Lo mejor es alquilar un coche el día de llegada en el propio aeropuerto. Hay varias empresas internacionales, pero sobre todo compañías locales. Nosotros hicimos la reserva del coche con Goldcar y no tuvimos ningún problema.

Tener vehículo propio permite una total libertad para recorrer la región sin depender de autobuses ni transportes sometidos a horarios y frecuencias concretas.

  • Las carreteras secundarias tienen buen firme pero son estrechas, con bastantes curvas, sin arcenes y suelen estar muy transitadas, sobre todo en temporada alta (y los italianos no destacan por su conducción cautelosa). Tenedlo en cuenta a la hora de planificar las rutas y horarios.

  • Cuidado de no circular ni aparcar en los centros históricos, hay control por cámara y las sanciones son muy habituales entre los turistas que no respetan esta norma. Si os alojáis en algún hotel del centro, ellos se encargan de gestionar los documentos para evitar las multas. Lo habitual es que haya varios aparcamientos públicos en los alrededores del casco urbano o fuera de los recintos amurallados en cada localidad (a menudo son caros y tienen un tiempo de estacionamiento limitado).

  • Las ciudades y pueblos que se visitan son fácilmente abarcables a pie.

  • Es recomendable solicitar el permiso de conducir internacional, aunque en Italia no suele haber problemas con el carné español.

Para aquellos que decidan no alquilar coche, hay empresas de autobuses toscanos que conectan algunos pueblos de la región, así como trenes en las Toscana que unen las principales ciudades (Florencia, Pisa, Siena, Lucca)


Cuándo ir

El clima de la Toscana es una mezcla del clima del norte de Italia y el típicamente mediterráneo.

  • En verano el calor puede ser sofocante, sobre todo en las ciudades más visitadas, además de las hordas de turistas que surcan las calles y el tráfico intenso de las carreteras en los meses estivales. Mejor evitar esta época.

  • En invierno, los paisajes están apagados, llueve con más frecuencia y hace frío e incluso puede nevar, aunque el termómetro no suele bajar de 0º. Muchos alojamientos rurales están cerrados, pero por otra parte, el turismo de masas es escaso. Un buen momento para visitar las ciudades.

  • Las mejores épocas son la primavera y el otoño, con temperaturas suaves y agradables, sin excesivo turismo (cada vez más) y con paisajes llenos de color y de luz.


Idioma

Italiano. Debido a la similitud con el español, os entenderán bastante bien en todos sitios y además, para los italianos somos como hermanos, unidos a ellos geográfica y culturalmente. Aún así, es bueno aprenderse unas expresiones de cortesía.

Expresión en español Equivalencia en italiano
Buenos días Buongiorno
Buenas tardes Buona sera
Buenas noches Buona notte
Gracias / Muchas gracias Grazie / Grazie mile
De nada Prego
Si / No Si / No
Perdón Scusi
La cuenta, por favor Il conto per favore


Moneda

Euro.

Se puede pagar con tarjeta de crédito o débito en muchos sitios, pero conviene llevar efectivo siempre. Hay una buena red de cajeros automáticos en las ciudades y pueblos.


  • Nosotros llevamos la tarjeta gratuita BNext, que sólo cobra el cambio de divisa interbancario y devuelve las comisiones que cobran en los cajeros. Funciona como una tarjeta prepago sin cuenta asociada. Podéis solicitar la tarjeta BNext en este enlace y os regalarán 5€.

  • Para realizar pagos en comercios, utilizamos la tarjeta Revolut, también sin comisiones. En este caso, sí está asociada a una cuenta y tiene un coste de emisión de 5€, a veces nos permiten hacer invitaciones gratuitas. Ponéos en contacto con nosotros si la queréis (travelisnotjusttourism@gmail.com).


No es obligatorio dejar propinas y es importante tener en cuenta que el precio en los restaurantes puede subir entre 1,5-3€ como concepto de pane e coperto (en muchos ya viene reflejado en la carta).


Visado

No necesitan ningún visado los ciudadanos procedentes del espacio comunitario europeo.

Los ciudadanos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela, Japón, Canadá, Australia y EEUU, entre otros, pueden permanecer en el país 90 días sin visado.

El resto necesitan una visa de turista. Podéis encontrar más información en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia.


Seguro de viaje y asistencia sanitaria

El sistema sanitario de Italia es bueno y al solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea está cubierta la atención urgente en las mismas condiciones que los italianos.

Aun así, es recomendable viajar siempre con seguro médico. Nosotros viajamos con una póliza de seguro anual de AMA por 42€.


Electricidad

Los enchufes son iguales que en España, con doble clavija redonda a 230V / 50Hz. 


Internet y teléfono

Gracias a la eliminación del roaming en Europa, los ciudadanos españoles podemos disfrutar de nuestras tarifas nacionales, sin ningún coste adicional tanto para llamadas como para uso de datos.

Además, los restaurantes, hoteles y otros puntos turísticos disponen de wifi gratuito.

Llevad siempre baterías externas para no quedaros sin carga en el móvil.


Tarjetas turísticas

  • FirenzeCard. Es la tarjeta turística oficial de la ciudad de Florencia.

    • Permite la entrada a los museos incluidos en el programa.

    • Tiene una validez de 72 horas que comienzan en el momento de la activación (la primera vez que se hace uso de ella en un museo).

    • En la mayoría de museos se asegura un acceso prioritario (Fast Track) y en algunos es obligatorio hacer una reserva previa (Cuppola di Brunelleschi, Galleria degli Uffizi y Galleria dell’Accademia).

    • Tiene un precio de 85€. Podéis comprar la FirenceCard online (se puede seleccionar formato digital o un voucher para recoger la tarjeta física en un punto de recogida) o en los puntos de venta de FirenzeCard de la ciudad.

    • Existe la posibilidad de añadir la FirenceCard+ para disponer del uso ilimitado del transporte público durante esas 72 horas, por 7€ más (únicamente se puede comprar asociada a una FirenceCard).

    • A través de la app, se puede prolongar la tarjeta 48 horas más mediante la opción FirenceCard Restart, en los 12 meses siguientes a la compra de la tarjeta.

  • Tuscany Day Pass para Florencia, Pisa o Siena.

    • Permite la entrada a una atracción o museo sin colas en la ciudad seleccionada: la Galleria degli Uffizi en Florencia, la Torre inclinada en Pisa o el Duomo en Siena.

    • Transporte de ida y vuelta en tren desde el alojamiento hasta la ciudad seleccionada, o plaza de aparcamiento si se viaja con coche.

    • Autobús turístico Hop-on Hop-off y 20% de descuento si se desean visitar más museos o atracciones en Florencia.

    • El precio varía de 14€ a 79€ según las condiciones, ciudad y modo de transporte elegidos.

  • Opa Siena Pass. Esta tarjeta permite la entrada prioritaria durante 3 días consecutivos ahorrando un 50% de descuento. Incluye todo el complejo del Duomo de Siena:

    • Catedral, cripta y baptisterio.

    • Museo dell’Opera del Duomo

    • Vistas panorámicas desde el facciatone

  • Cinque Terre Treno Card. La mejor opción para recorrer los pueblos de Cinque Terre si decidís visitar esta zona desde la Toscana (tenéis más información en Un día en Cinque Terre). Incluye:

    • El acceso a las rutas de senderismo que unen los pueblos

    • La utilización de servicios de transporte dentro del parque

    • Wi-fi y baños públicos

    • Una reducción del precio de entrada al Museo de La Spezia

    • Y, además, el transporte ilimitado de la línea de tren Levanto – Cinque Terre – La Spezia

    • El precio depende del número de días de uso.


Dónde comer

Comer en Italia suele ser siempre una experiencia increíble. Los italianos tienen un amor profundo por su cocina y por sus ingredientes. Es posible que comáis mal en algún sitio pero por lo general, en cualquier osteria, trattoria, ristorante o bar os darán comida de calidad, más o menos sencilla, pero de mucha calidad. 

Pos supuesto, la pizza y la pasta son los grandes platos italianos que encontraréis en cualquier sitio, pero hay otros platos o algunos tipos de pasta que son más típicos de unos lugares y es lo que hay que tener en cuenta a la hora de pedir la comida.

  • Cinta Senese (cerdo): Una antiquísima raza de cerdo autóctona de la Toscana que produce carnes muy delicadas y sabrosas con una grasa deliciosa. Encontraréis desde salume o guanciale (una especie de panceta curada hecha con la grasa de las carrilleras), hasta ragús o filetes. Cualquier opción es buenísima para degustar esta deliciosa carne de cerdos alimentados con castañas.

  • Chianina (vacuno): Es el vacuno de mayor talla del mundo y la raza más antigua de Italia. Podéis probar desde bistecs a la parrilla a ragús caseros que os harán querer quedaros a vivir allí.

  • Pici (pasta fresca): Hay multitud de tipos de pasta pero ésta, hecha a mano y algo rústica, es perfecta para alguno de los ragús que hemos mencionado antes o con una deliciosa salsa cacio e pepe de pecorino toscano. 

  • Cinghiale (jabalí): El jabalí se encuentra con facilidad en las cartas toscanas, en las mismas preparaciones que el cerdo, con un sabor más profundo y suele requerir cocciones más largas, por lo que, sobretodo, os lo ofrecerán en guisos o ragús. Los salumi de cinghiale son de los mejores. 

  • Baccalá alla fiorentina (bacalao): Toscana tiene una buena parte de costa por lo que no faltan especialidades de pescado, en los valles es más difícil encontrarlas, pero el bacalao a la fiorentina suele ser un habitual de muchos menús. Es un guiso de patata, bacalao y tomate delicioso para el invierno. 

  • Fagioli di Lucca (alubias): Las alubias secas de Lucca se usan a menudo en la ribollita o la zuppa di ceci e farro, dos platos típicos y muy reconfortantes. La ribollita lleva verduras de temporada por lo que en primavera es deliciosa.


Nuestros restaurantes y heladerías preferidos

Pisa

Florencia

Aperitivo:

Comer o cenar:

Helados:

Pueblos de la Toscana

Colle di Val d’Elsa 

  • Portanova Enoteca, Via Gracco del Secco, 127, Colle di Val d’Elsa (TripAdvisorGoogle)

  • Le Grazie, Via Volterrana, 41, Colle di Val d’Elsa (TripAdvisorGoogle)

Cortona

San Quirico D’Orcia

  • Osteria San Quirico, Via Dante Alighieri, 52b, San Quirico d’Orcia (TripAdvisorGoogle)

Montepulciano

  • La Pentolaccia, Via di Voltaia Nel Corso, 86, Montepulciano (TripAdvisorGoogle)

Panzano in Chianti

  • Enoteca Il Vinaio, Via Santa Maria, 22, Panzano in Chianti (TripAdvisorGoogle)

Volterra

  • Burrata Bar (H. Allegroitalia Nazionale), Via dei Marchesi, 11, Volterra (TripAdvisorGoogle)

Cinque Terre y La Spezia


Dónde dormir

Nosotros siempre reservamos alojamientos en booking.com. Estuvimos una noche en Pisa, dos en Florencia y el resto en un hotel rural cerca de Volterra, pero os recomendamos que reservéis en Siena para estar en el centro de la región y tener una mejor conexión por carretera para las excursiones de cada día.

Están en auge los alojamientos de turismo rural o agriturismi, granjas gestionadas por familias que han habilitado habitaciones para huéspedes.

  • Hotel Roma. Muy recomendable para una estancia breve en Pisa, situado a un minuto del Campo dei Miracoli, con un desayuno muy bueno y con parada de autobús al aeropuerto casi en la puerta.

  • Florence Old Brigde B&B. Localizado a la entrada del Ponte Vecchio, con servicio de aparcamiento (ideal si vais en coche) y un desayuno espectacular servido  en la azotea del edificio de enfrente con vistas a toda la ciudad.

  • Agrihotel Il Palagetto. Situado a 20 minutos de Volterra y a 30 de San Gimignano, tiene una localización preciosa, entre colinas de cereales y caminos de cipreses, con una piscina infinity ideal para ver el atardecer. Lo recomendamos por el entorno, pero no lo aconsejamos como único campamento base para todos los días del viaje, porque las distancias pueden ser muy largas. Nuestro consejo es que reservéis además otro hotel por Siena o el Val d’Orcia.


Cosas que hacer

  • Pasear por el Campo dei Miracoli y subir a lo alto de la famosa Torre de Pisa sin marearse. Las vistas de toda la ciudad con los Apeninos de fondo son preciosas.

  • Disfrutar del atardecer en el Piazzale Michelangelo. No os podéis perder la panorámica de toda Florencia bajo vuestros pies, con la luz de la puesta de sol.

  •  Subir a la Torre di Arnolfo del Palazzo Vecchio en Florencia y admirar desde arriba la Cattedrale di Santa Maria del Fiore.

  • Superar el vértigo en la Cuppola di Santa Maria del Fiore de Brunelleschi. Imprescindible reservar la hora de subida en la oficina de la Piazza del Duomo 14 u online, incluso portando la tarjeta turística FirenzeCard.

  • Tomar un aperitivo antes de cenar (o alargarlo y no cenar). Uno muy bueno es el de Oibò, junto a a la Santa Croce.

  • Fotografiar la espectacular panorámica y skyline de San Gimignano con las 14 torres que conserva de las 72 que tenía en la Edad Media, no es de extrañar que la llamen la «Manhattan medieval» (os dejamos las coordenadas del punto exacto donde ver el skyline de San Gimignano).

  • Pasear por el centro histórico de Siena. El Duomo con la fachada gótica y su campanile a franjas de mármol blanco y verde, la famosa Piazza del Campo donde se celebran cada verano las carreras del Palio, la terraza panorámica del facciatone y la panorámica de la ciudad desde la Basílica de San Domenico.

  • Recorrer el valle del Chianti, lleno de pequeños pueblos medievales muy bien conservados y rodeados de laderas repletas de viñedos. Si vais el sábado, se celebra un mercado tradicional en la Piazza del Mercatale en Greve in Chianti.

  • Degustar los vinos de la Toscana con denominación de origen en cada una de sus regiones productoras: Brunello di Montalcino, Chianti Classico Gallo Nero y Vino Nobile di Montepulciano.

  • Subir la carretera en zig-zag bordeada de cipreses en Monticchiello. Desde este punto geográfico se tienen las mejores vistas de la carretera. 

  • Ver atardecer en la Cappella Madonna di Vitaleta, una pequeña capilla situada en mitad de la campiña del Val d’Orcia. La estampa es preciosa.

  • Recorrer la región de Crete Senesi, entre Arbia y Asciano, con un paisaje típico toscano repleto de colinas y caminos de cipreses.

  • Hacer una excursión de un día a Cinque Terre. No os perdáis estos cinco pueblos pintorescos de la costa de Liguria. Tenéis toda la información en el enlace.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *