Qué saber antes de ir a Milán



Milán no es sólo la cuna de la moda, el diseño y los lujos, se ha convertido en una ciudad moderna con barrios financieros llenos de rascacielos, pero sin perder su esencia con otras zonas repletas de historia y mucha vida local.

Además de su impresionante Duomo de mármol, las elegantes Galerías Vittorio Emanuele II y el gigantesco Castello de Sforzesco, no hay que perderse el ambiente de terrazas y tiendas de los barrios de Brera o Naviglio Grande.

La capital lombarda no deja indiferente a nadie y siempre es un buen destino para hacer un escapada corta, pudiendo incluir en el recorrido una excursión a alguno de los lagos del norte de Italia.

En este entrada tenéis toda la información que debéis saber antes de ir a Milán.


Traslado al aeropuerto

Lo normal es llegar a Milán a través de sus dos aeropuertos internacionales más importantes, Malpensa y Linate. Pero debido al desarrollo de las compañías de bajo coste (sobre todo Ryanair), cada vez es más común aterrizar en el aeropuerto de Bérgamo-Orio al Serio.


  • Aeropuerto Bérgamo-Orio al Serio. Es el aeropuerto más utilizado por las compañías de bajo coste, pero está alejado de Milán, aproximadamente a 45 km del centro.

-Autobús Autostradale – Terravision. Es una manera cómoda y barata de llegar a la Estación Central de Milán, con una duración aproximada de 55-60 minutos, dependiendo del tráfico.

Los autobuses parten cada 20-30 minutos de 4:00 a 1:00 y el billete sencillo cuesta 8€ (16€ i/v). 

Se puede comprar el billete del autobús Terravision online o directamente en el aeropuerto. Con Ryanair, se permite también la compra anticipada al adquirir el billete del vuelo.

-Autobús Orio Shuttle. Otra manera de ir en bus al centro de Milán es comprando el billete del Orio Shuttle, línea 1.

Tiene un horario de 5:00 a 0:00, por 8€ online (10€ en el autobús).

Hay una línea de conexión Bérgamo ciudad – Aeropuerto de Bérgamo – Aeropuerto de Malpensa (línea 3).

-Trenitalia. No hay conexión directa con Milán. Se tiene la opción de ir en autobús (línea 1 de autobús de Bérgamo) a la estación de tren de Bérgamo y de allí a la Estación Central de Milán (1 hora de trayecto en total, excluidos los tiempos de espera). Es la manera más engorrosa pero la más económica.

Se puede comprar el billete de tren online con un precio de 5,50€ (más 2,40€ del billete de autobús regular).

Esta opción puede contemplarse el día de vuelta si el vuelo sale tarde, para hacer una visita a la ciudad de Bérgamo antes de la salida (dejando el equipaje en las consignas de la estación).

-Taxi. Usando radio taxi en Bérgamo, el precio del trayecto a Milán es de unos 110- 120€ y dura unos 45 minutos, aunque depende mucho de las condiciones del tráfico. Es una opción carísima.

-Traslados privados. El precio es similar al del taxi, pero es un servicio más personal. Podéis reservar transporte privado con Civitatis o GetTransfer.


  • Aeropuerto Milán-Malpensa. Es el principal aeropuerto de Milán, y el segundo más utilizado de Italia. También se encuentra alejado de la ciudad, unos 50km. Tiene dos terminales unidas por un autobús lanzadera.

Malpensa Express (Trenitalia). Se puede llegar en tren desde la terminal 1 y 2 hasta la Estación Central de Milán (frecuencia de 20-40 minutos y unos 50 minutos de duración) o hasta la Estación de Cadorna (cada 30 minutos, trayecto de media hora). El precio del billete es de 13 (20€ i/v).

Autobús Terravisión. Une el aeropuerto de Malpensa con la Estación Central de Milán por 8€ el billete (14€ i/v), un trayecto de 50 minutos, con una frecuencia de 20 minutos de 5:00 a 0:00. Se puede comprar online, directamente al conductor o en el mostrador del aeropuerto.

Malpensa Bus Express (Autostradale). Línea que une las dos terminales del aeropuerto con la Estación Central de Milán. El precio del billete es de 8€ (14€ i/v), con una duración de 40-50 minutos y frecuencia de 20 minutos entre las 6:00 y las 0:30. Se puede comprar online, a bordo o en el mostrador del aeropuerto.

Malpensa Shuttle (Airpullman). Autobús de conexión con la Estación Central de Milán en 45 minutos (10€, 16€ i/v) y el aeropuerto de Linate.

Autobús Orio Shuttle. La línea 3 conecta el aeropuerto de Malpensa con el de Bérgamo por 18€ online (20€ en el aeropuerto) y 95 minutos de duración.

-Taxi. Hay una tarifa fija del trayecto a Milán por 95€, sin cargos extras ni suplementos, con una duración aproximada de 50 minutos.

-Traslados privados con empresas como Civitatis o GetTransfer. Es la opción más cara junto con el taxi, unos 90€.


Autobús regular. La línea 73 comunica el aeropuerto con el centro, parada Duomo, en unos 60 minutos. Es la opción más barata (tarifas completas en el apartado Cómo moverse).

Linate Shuttle Air Bus (Airpullman). Comunica el aeropuerto con la Estación Central de Milán en 25 minutos, por 5€ (9€ i/v).

Starfly (Autostradale). También une con la Estación Central en 25 minutos por el mismo precio que el Air Bus, 5€ (9€ i/v).

Malpensa Shuttle (Airpullman). Autobús de conexión con el aeropuerto de Malpensa por 13€ (26€ i/v).

-Taxi. No hay tarifa fija, el precio suele rondar los 30-40€.

-Traslados privados con Civitatis o GetTransfer, con un precio similar al de los taxis.


Cómo moverse

Aunque el centro de la ciudad es abarcable a pie, Milán cuenta con una buena red de transporte público. Lo más probable es que lo empleéis para los desplazamientos al aeropuerto o las estaciones de tren.

  • Metro. Funciona de 6:00 a 0:30, con una frecuencia de 2-5 minutos. Está formado por 4 líneas (más la red de trenes suburbanos):

      • M1 (roja). Pasa por el Duomo y la Estación de Cadorna

      • M2 (verde). Conecta la Estación Central con la Estación de Cadorna.

      • M3 (amarilla). La más útil, recorre la Estación Central, la zona comercial de Montenapoleone y el Duomo.

      • M5 (morada). La menos interesante, pasa por la Estación de Garibaldi.

  • Tranvía. Hay una extensa red con 18 líneas de tranvía (algunos históricos de principio de S.XX, similares a los de Oporto, Lisboa o San Francisco), con un horario más amplio que el metro (4:30-5:00 a 2:00-2:30). Los billetes se validan al subir al tranvía y se deben comprar con antelación.

  • Autobús. Hay una eficiente red de autobuses regulares, trolebuses y autobuses nocturnos.

  • BikeMi. Existe un servicio de alquiler de bicicletas tradicionales o eléctricas.

  • La empresa municipal de transportes de Milán también gestiona el funicular de Como-Brunate. El precio del billete es de 3,10€ (i/v 5,70€), conecta Como y Brunate en 7 minutos.

  • Si visitáis los lagos del norte (Como, Garda, Maggiore), los ferry de Navigazione Laghi conectan los pequeños pueblos a sus orillas. Tenéis los precios del ferry aquí.

Títulos de transporte

Los billetes se pueden adquirir en las estaciones de metro, estancos y quioscos (nunca en los vehículos). Son válidos para toda la red de transporte público y el precio dependerá de las zonas tarifarias.

El importe de los billetes se suma en la tarjeta recargable RicaricaMi, de uso personal, con un coste de 1,50€. Debe validarse antes de cada viaje.

  • Billete sencillo. Tiene un precio de 2€, válido para las zonas M1-M3, permite un trayecto en metro o un viaje con 90 minutos de transbordo entre autobuses y tranvías.

  • Billetes para 10 viajes. Se aplica un descuento al comprar 10 billetes sencillos de una vez (18€).

  • Abono diario / Abono 3 días. Viajes ilimitados dentro de las zonas seleccionadas en el periodo correspondiente. Cuesta 7€ / 12€ para las zonas M1-M3.


Cuando ir

El clima de Milán es continental, con inviernos muy fríos y veranos cálidos y húmedos.

  • En verano, el ambiente puede ser muy caluroso y bochornoso, y además, la mayoría de negocios cierra por vacaciones. No es una buena época para visitar la ciudad.

  • En invierno, el termómetro puede bajar de 0º e incluso puede haber alguna nevada, aunque las precipitaciones no son demasiado frecuentes.

  • Como siempre, nuestra recomendación es viajar en primavera u otoño. Las temperaturas son más suaves, hay menos turismo y se disfruta de bonitos paisajes sobre todo si se visitan los lagos.


Idioma

Italiano.

Aunque estamos muy unidos cultural y geográficamente a nuestros vecinos italianos y hay mucha similitud entre nuestros idiomas, que hará que os entiendan bastante bien en todos sitios, os recomendamos aprender unas cuantas frases de cortesía.

Expresión en español Equivalencia en italiano
Buenos días Buongiorno
Buenas tardes Buona sera
Buenas noches Buona notte
Gracias / Muchas gracias Grazie / Grazie mile
De nada Prego
Si / No Si / No
Perdón Scusi
La cuenta, por favor Il conto per favore


Moneda

Euro.

Se puede pagar con tarjeta de crédito o débito en casi todos los locales, pero conviene llevar algo de efectivo siempre. Hay una buena red de cajeros automáticos por toda la ciudad.


  • Nosotros llevamos la tarjeta gratuita BNext, que sólo cobra el cambio de divisa interbancario y devuelve las comisiones que cobran en los cajeros. Funciona como una tarjeta prepago sin cuenta asociada. Podéis solicitar la tarjeta BNext en este enlace y os regalarán 5€.

  • Para realizar pagos en comercios, utilizamos la tarjeta Revolut, también sin comisiones. En este caso, sí está asociada a una cuenta y tiene un coste de emisión de 5€, a veces nos permiten hacer invitaciones gratuitas. Ponéos en contacto con nosotros si la queréis (travelisnotjusttourism@gmail.com).


Las propinas no son obligatorias, aunque suele dejarse un 10% del total, y es importante tener en cuenta que el precio en los restaurantes puede subir entre 1,5-3€ como concepto de pane e coperto (suele estar reflejado en la carta).


Visado

No necesitan ningún visado los ciudadanos procedentes del espacio comunitario europeo.

Los ciudadanos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela, Japón, Canadá, Australia y EEUU, entre otros, pueden permanecer en el país 90 días sin visado.

El resto necesitan una visa de turista. Podéis encontrar más información en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia.


Seguro de viaje y asistencia sanitaria

El sistema sanitario de Italia es bueno y al solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea está cubierta la atención urgente en las mismas condiciones que los italianos.

Aun así, es recomendable viajar siempre con seguro médico. Nosotros viajamos con una póliza de seguro anual de AMA por 42€.


Electricidad

Los enchufes son de doble clavija redonda a 230V / 50Hz, como los de España.


Internet y teléfono

Los ciudadanos españoles podemos disfrutar de nuestras tarifas nacionales, sin ningún coste adicional tanto para llamadas como para uso de datos, gracias a la eliminación del roaming en Europa.

Además, los restaurantes, hoteles y otros puntos turísticos disponen de wifi gratuito.


Tarjetas turísticas

  • MilanoCard. Tarjeta válida para 1, 2 ó 3 días por 11€ / 17€ / 19,50€ respectivamente. Incluye:
    • Transporte público ilimitado.

    • Entrada a las terrazas del Duomo, Teatro alla Scala y La Última cena de Leonardo da Vinci, entre otros.

    • Bono de 5€ para taxi.

    • Descuentos en restaurantes, autobuses del aeropuerto y Hop-On Hop-Off, barcos por los canales y muchas atracciones más.

  • The Milan Pass. Tarjeta turística válida para 48 horas. Es poco económica.

    • Incluye la entrada a varios museos y atracciones turísticas (Duomo, Teatro all Scala, Highline Galleria y Pinacoteca Ambrosiana, entre otros) y descuentos en tiendas o restaurantes.

    • Transporte ilimitado con dos opciones diferentes a elegir:

      • Autobús turístico Milano CitySighSeeing Hop-On Hop-Off.

      • Transporte público de Milán (ATM).

    • Precio: 69€ (con una opción de transporte) o 79€ (si se combinan las dos modalidades de transporte).


Dónde comer

Si habéis leído nuestro viaje a la Toscana ya sabréis que una de las cosas que diferencian a la comida italiana es la calidad del producto. No podemos evitar repetirlo, los italianos aman su comida igual que aman el producto que van a usar para ella. Por eso, la gran mayoría, usan siempre lo mejor. 

Dicho esto, lo importante a la hora de viajar a alguna de las regiones italianas (pasa lo mismo en cualquier país, en realidad), es saber cuáles son los productos locales y las mejores épocas para consumirlos. En Lombardía hay unos cuantos que hay que tener presentes al leer una carta o menú:

Productos

  • Asparagi: La cocina lombarda no se entiende sin la llegada de los espárragos en primavera, en esa estación los encontraréis servidos de miles de formas, todas deliciosas. Nuestros preferidos son los Asparagi al burro, cocidos al vapor y salteados con mantequilla, se sirven con queso Grana por encima.

  • Riso Arborio: El arroz es muy importante en la región, siendo el Arborio uno de los más representativos, aunque también se cultivan el Carnaroli, Babilla, Avorio y Volano. La mejor forma de comer arroz en Italia es en un risotto, ese plato de arroz cocido añadiendo gradualmente el caldo necesario para que quede meloso pero entero. 

  • Grana bresciano: Un queso de vaca curado con mucho sabor pero nada picante, de costra lisa, ligeramente dura y color ocre. Proviene de los valles de brescianos y lo encontraréis como antipasto o acompañando múltiples platos milaneses (no dejéis de probar la insalata di carciofi e grana)

  • Gorgonzola: Posiblemente, junto con el parmesano, el queso más conocido de Italia. Se produce principalmente en el Piamonte. Esta hecho con leche cruda de vaca, de pasta cremosa y untuosa, está infiltrado con hongos penicilium, lo que le dá un color verdoso y un sabor dulzón y ligeramente picante. Este queso eleva cualquier plato a niveles increíbles, sobretodo sobre un buen plato de pasta fresca, pero lo mejor es pedirlo sólo, si es de calidad. 

  • Bresaola: Carne de ternera de Valtellina, aromatizada con pimientas, enebro, ajo y otros condimentos, curada en una salmuera durante 20 días y oreada de 6 a 8 semanas. Tiene un sabor característico, que es sutil si es de buena calidad. Si veis Bresaola con IGP Valtellina en una carta no dudéis en pedirla, que os la sirvan con poca cosa, como mucho una ensalada. 

  • Salame Milanese: Otro de los productos más conocidos, si no por su nombre, seguro que lo reconoceréis por su aspecto, un salame de color rosado tirando a rojo con grasa en trozos muy pequeños («a grana di riso» le llaman los productores). Servido en una tabla como antipasto, acompañando a una ensalada o sobre un pizza, cualquier momento es bueno para comerlo. 

Especialidades

  • Risotto allo zafferano: El arroz cocido en un caldo ligero con mucho azafrán desprende un aroma embriagador. No os defraudará.

  • Costolette milanese: La costilla de ternera cortada fina y con el hueso, empanada y frita. Es todo un clásico de la cocina milanesa. Rivaliza con la orecchia d’elefante, un filete mucho más fino que puede ser de ternera o cerdo y se suele servir «vestida» con ensalada de canónigos y tomate.

  • Ossobuchi milanese: Un filete de la pierna de ternera cortada manteniendo el hueso en el centro. Conserva las fascias musculares por lo que necesita cocciones largas para lograr esa textura suave del colágeno. Os lo servirán guisado y acompañado de puré de patatas o polenta. 

  • Polenta taragna: La polenta es un plato típico italiano que se servía en el Renacimiento como comida para pobres. Puede ser algo muy anodino o un plato excepcional dependiendo de cómo se condimente la mezcla de harina de maíz. La versión milanesa lleva mantequilla y queso Grana para elevar el sabor del maíz y hacerla un plato por sí mismo, no una guarnición. 

  • Miascia: Una versión del pudin con pan viejo, amaretti, manzanas, peras, limón, piñones, pasas, licor de amaretto y mantequilla. Con esa mezcla de ingredientes sólo puede estar sublime. 

  • Panettone: Podemos considerarlo una elaboración o un producto en sí mismo, dependiendo de lo fan que seáis de él. Nosotros lo somos, y mucho. Un buen panettone alegra cualquier mañana, sobretodo si está bien cargado de trozos de chocolate. Milán es la cuna de este dulce y lo encontraréis en las cartas de muchos restaurantes, les encanta tomarlo con el café. 

Bebidas

  • Franciacorta: Conocido como el champagne italiano, es un vino espumoso con denominación de origen elaborado con Chardonay, Pinot Blanco y Pinot negro. Envejece al menos 18 meses en botella, siempre en contacto con el corcho. 

  • Campari: Ir a Milán y no tomarse un Campari bitter o cualquiera de los cócteles que se elaboran con él, debería ser pecado. El café del mismo nombre lleva en las galerías Vittorio Emanuele desde 1867. Se convirtió con el tiempo en una de las bebidas italianas más famosas, toda una institución en la ciudad. 

  • Fernet: El digestivo milanés por excelencia, aunque entre la juventud empieza a ser desbancado por el limoncello, es el mejor remedio tras una comida copiosa. Es sin duda alguna un símbolo del ben bere alla milanese (buen beber a la milanesa).


Nuestros restaurantes y heladerías preferidos

Milán

Lago di Como

  • Capolinea Bistrot, Via Alessandro Volta, 68/70, Brunate (TripAdvisorGoogle)

  • Restaurant de l’Hotel Florence, Piazza Mazzini 46, Bellagio (TripAdvisorGoogle)


Dónde dormir en Milán

Nosotros siempre reservamos los alojamientos en booking.com.

Lo ideal sería alojarse cerca del Duomo o el Teatro alla Scala, para poder ir caminando a las principales atracciones turísticas, pero los precios suelen ser muy elevados.

Para nuestra estancia en Milán elegimos el Hotel Cavour, situado a 15 minutos a pie del Duomo y a 5 minutos del Teatro alla Scala, con una estación de metro a 300 metros, no está en pleno centro, pero la ubicación nos pareció perfecta. En esta zona (entre Giardini Pubblici y Brera) los alojamientos no son tan caros como en el casco histórico y se puede ir andando prácticamente a cualquier sitio.


Cosas que hacer

  • Subir a las terrazas del Duomo y disfrutar desde las alturas de las vistas panorámicas de la ciudad, rodeados de las 135 agujas con sus respectivas esculturas de santos, destacando la Madonnina en cobre dorado que domina la aguja central.

    • El precio es de 13€ (incluyendo la entrada a la catedral) si se sube por las escalinatas de 165 peldaños, ó 17€ si se sube en ascensor (suele haber larguísimas colas).

  • Recorrer la elegante Galleria Vittorio Emanuele II, de estilo neoclásico con techos abovedados de cristal y suelos con mosaicos de mármol. Acoge un buen número de restaurantes y tiendas de lujo.

    • Se puede subir a las azoteas, Highline Galleria, a través de unos ascensores (13€).

    • Para tener buena suerte, hay que dar tres vueltas hacia atrás con el talón derecho apoyado sobre los testículos del toro que hay en los mosaicos del suelo en la zona central.

  • Castello Sforzesco. Imponente fortaleza con cuatro grandes torres defensivas cilíndricas (diseño de Leonardo da Vinci) situada en la entrada del Parco Sempione. La entrada el recinto es gratuita, pero para acceder a las estancias y edificios, que albergan varios museos de arte e historia, hay que pagar 5€.

  • Cenar o tomar el aperitivo en Naviglio Grande, un barrio de aire bohemio en una antigua zona de almacenes junto al canal que se ha revitalizado gracias a la afluencia de artistas y la apertura de restaurantes y locales de ocio.

    • El último domingo de cada mes se celebra el Mercatone dell’Antiquariato de 9:00 a 18:00, un mercado de antigüedades y artículos de segunda mano a lo largo del canal.

    • Los sábados de 8:00 a 18:00 se celebra en Ripa di Porta Ticinese (entre la Via Paoli y Via Barsanti) otro mercado de las pulgas desde principios del S.XIX, la Fiera di Sinigaglia.

  • Admirar el Cenacolo Vinciano, el famoso fresco de «La última cena» de Leonardo da Vinci, situado en un anexo de la iglesia de Santa Maria delle Grazie. Sólo se permiten visitas con una duración de 15 minutos en grupos reducidos.

  • Excursión de un día a uno de los grandes lagos del norte de Italia:
    • Lago di Como (el tercer lago de Italia). En forma de Y griega invertida y rodeado de preciosos pueblos. Se llega desde la estación de Cadorna hasta Como Nord Lago, con 1 hora de trayecto por 4,80€. No olvidéis subir al funicular de Como-Brunate para observar las magníficas vistas, y hacer un recorrido en ferry por el lago di Como y sus coloridos pueblos, sobre todo Bellagio y Varenna.

    • Lago Maggiore (el segundo más grande de Italia). Partiendo desde la estación de tren de Cadorna se llega a Laveno, con una duración de 1 hora y 45 minutos, por 6,70€; o desde Porta Garibaldi hasta Arona, 1 hora y 10 minutos de duración por 6,10€.

    • Lago di Garda (el mayor de Italia). Es un centro turístico importante, tanto de nacionales como extranjeros. Desde la estación Milano Centrale se llega a Desenzano del Garda-Sirmione, con 1 hora y 25 minutos de duración por 9,20€.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *