Qué saber antes de ir a Ámsterdam



Cuando pensamos en Ámsterdam, nos vienen a la mente todos sus canales rodeando el centro de manera concéntrica y unidos por cientos de puentes, no es de extrañar que la llamen la Venecia del norte. Pasear por ellos es una delicia. También está repleta de bicicletas que van de aquí para allá, y que en ocasiones estresan al transeúnte, cafeterías en las que no sólo se toma café, escaparates donde no está permitido mirar, campos llenos de molinos de viento.

Ámsterdam es sin duda un destino perfecto para hacer una escapada corta, sobre todo en verano, aprovechando el buen tiempo y huyendo del calor del sur de Europa.

Os dejamos toda la información que debéis saber antes de ir a Ámsterdam.


Traslado al aeropuerto

El Aeropuerto Internacional de Ámsterdam-Schiphol, situado a 15 km de la ciudad, es uno de los más importantes de Europa con un gran número de conexiones intercontinentales (sobre todo a Asia). Aerolíneas como Vueling, Transavia, KLM e EasyJet, realizan vuelos diarios desde los principales aeropuertos de España.

  • Tren. Es la forma más cómoda y rápida de llegar al centro. La estación se localiza justo debajo de la terminal y conecta directamente con la Estación Central de Ámsterdam.

    • Sale un tren cada 10 minutos con una duración de trayecto de unos 15-20 minutos.

    • El precio del billete sencillo es de 4,50€ (más 1€ del soporte físico si se compra en las máquinas de venta).

    • Podéis planificar aquí la ruta y comprar los billetes de tren a Amsterdam Centraal.

  • Autobús. La empresa Conexxion opera la línea diurna 397 (Amsterdam Airport Express) y el autobús nocturno N97.

    • Ambas conectan con el centro de la ciudad en unos 30-35 minutos, con una frecuencia de 7-15 minutos el 397 y cada 30 minutos el N97.

    • La parada (B17) se sitúa a la derecha en la salida de Schiphol Plaza.

    • El 397 acaba en Elandsgracht y el N97 en la Estación Central, pasando ambos por Museumplein, Rijksmuseum y Leidseplein.

    • Podéis comprar el billete del autobús 397/N97 por 6,50€ (11,25€ i/v).

  • Taxi. Es una opción cara, como siempre. El trayecto dura unos 30 minutos y tiene un precio de unos 40-50€.


    Tened mucha precaución y subid siempre a taxis oficiales con licencia y conductores acreditados, para ello seguid las indicaciones de la parada de taxis frente a Schiphol Plaza. Hay muchos taxistas no muy legales que os perseguirán para que os montéis en su vehículo y debéis ignorarlos.


  • Traslados privados. Siempre es una manera cómoda de llegar al hotel, por un precio similar al taxi. Podéis reservar el transfer privado con Civitatis o con GetTransfer.


Cómo moverse

  • A pie. El centro de Ámsterdam se abarca fácilmente sin necesidad de tomar ningún transporte público. Cuidado con las millones de bicicletas que circulan y pueden llegar a ser un tanto estresantes. Mirad a todos lados y nunca caminéis por el carril-bici, los ciclistas no suelen ser muy considerados con los peatones, sobre todo si son turistas.

  • Alquilar una bicicleta. Es el medio de transporte más utilizado en la ciudad, hay aparcamientos inmensos para bicis y muchas empresas de alquiler. Rivaliza con la capital danesa por ser la ciudad con más número de bicis por habitante, algo que pudimos constatar en nuestro viaje a Copenhague.

  • Red de transporte público de Ámsterdam (GVB).

    • Metro. Posee 5 líneas (M50-M54), la mayoría comunican el centro con los barrios periféricos, por lo que resultan poco útiles, menos la línea M52 que atraviesa el centro. Todas tienen parada en la Estación Central menos la M50.

    • Tranvía. Junto con las bicicletas, es uno de los transportes más típicos de Ámsterdam. Hay varias líneas que atraviesan el centro, siendo una opción práctica y rápida para moverse.

    • Autobús. Hay una importante flota de autobuses diurnos y una decena de autobuses nocturnos (podéis consultar el mapa en pdf de las rutas nocturnas de autobús).

    • Ferrys. La mayoría de líneas conectan el centro con el barrio del norte (Amsterdam-Noord). Podéis ver aquí el mapa de ferrys.

  • Barcos turísticos por los canales. Hay varias empresas que se dedican a recorrer los canales haciendo una ruta por los lugares más interesantes. Se puede comprar directamente allí o podéis reservar online. Nosotros hicimos el paseo en barco por los canales con Lovers Canal Cruises.


Abonos de transporte

  • Billete sencillo (GVB 1 hour). Es la mejor opción si se utiliza el transporte de manera ocasional. El precio es de 3,20€ (no es válido para los buses nocturnos, para los que se necesita el billete GVB Night bus 1 ride por 4,70€).

  • Abonos diarios (GVB Day ticket). Válidos durante un periodo de 1 a 7 días (desde 8€ a 37€). Incluye los servicios diurnos y nocturnos.

  • Amsterdam Travel Ticket. Permite viajes ilimitados en la red de transporte público de la ciudad (GVB) y en las conexiones con el aeropuerto de Schiphol en tren (NS) y autobús (Amsterdam Airport Express 397 y Niteliner N97). Se puede comprar el Amsterdam Travel Ticket online o en los mostradores del aeropuerto, con periodos de validez de 1, 2 ó 3 días (17€ / 22,5€ / 28€).

  • Existe la modalidad Amsterdam & Región Travel Ticket, con viajes ilimitados en la red pública, incluyendo viajes a ciudades de la región. En este caso los precios son de 19,50€ / 28€ / 36,50€. Aquí tenéis un mapa de la región de Ámsterdam dónde es válido este abono.

  • I amsterdam City Card. Esta tarjeta turística permite viajes ilimitados durante 1-5 días en la red GVB y la entrada gratuita o con descuentos a docenas de museos y atracciones. el precio varía entre 65 y 130€ según el periodo de validez (ver más en Tarjetas turísticas).

OV-chipkaart. Es una tarjeta recargable y personal que permite viajar en la red de metro, bus, tranvía y tren. Sólo es útil si la estancia en Ámsterdam es prolongada (más de tres días) y se visitan otras ciudades de Holanda. Puede solicitarse en su web, por un precio de 7,50€.


Cuándo ir

En los Países Bajos no hay muchas horas de sol al año, además las lluvias son frecuentes en todas las estaciones, no os confiéis y llevad siempre el chubasquero a mano, sea la época que sea.

  • Las mejores épocas para ir son la primavera y el verano, con días más luminosos y temperaturas suaves, muchos espectáculos al aire libre y más vida en la calle.

  • Los otoños suelen ser muy lluviosos, aunque los precios son más económicos, y los inviernos son fríos y con días oscuros y muy cortos.


Idioma

El idioma oficial es el neerlandés o nederlands, una lengua complicada (no tanto para los que saben alemán).

Sin embargo, la gran mayoría domina el inglés, por lo que no tendréis problemas para comunicaros.


Moneda

Euro.

Se puede pagar con tarjeta de crédito o débito en casi todos los locales, y aunque hay una buena red de cajeros automáticos por toda la ciudad, siempre conviene llevar algo de efectivo. 


  • Nosotros llevamos la tarjeta gratuita BNext, que sólo cobra el cambio de divisa interbancario y devuelve las comisiones que cobran en los cajeros. Funciona como una tarjeta prepago sin cuenta asociada. Podéis solicitar la tarjeta BNext en este enlace y os regalarán 5€.

  • Para realizar pagos en comercios, utilizamos la tarjeta Revolut, también sin comisiones. En este caso, sí está asociada a una cuenta y tiene un coste de emisión de 5€, a veces nos permiten hacer invitaciones gratuitas. Ponéos en contacto con nosotros si la queréis (travelisnotjusttourism@gmail.com).


Las propinas no son obligatorias, pero suele dejarse en torno a un 5-10% en restaurantes o taxis.


Visado

Para viajar a Países Bajos, los ciudadanos procedentes del Espacio Comunitario Europeo no necesitan ningún visado, sólo el pasaporte o DNI en vigor.

Hay un listado de 60 países que tampoco requieren visado para permanecer 90 días en el país (entre ellos, EEUU, Argentina, México, Chile y Venezuela).

Para el resto de países, consultad la web del Ministerio de Asuntos Exteriores de los Países Bajos.


Seguro de viaje

Al solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea está cubierta la atención urgente en las mismas condiciones que los holandeses.

De todos modos, es muy recomendable viajar siempre con seguro médico. Nosotros viajamos con una póliza de seguro anual de AMA por 42€.


Electricidad

Los enchufes son como los de España, de doble clavija redonda a 230V / 50Hz.


Internet y teléfono

Gracias a la eliminación del roaming en toda Europa, podemos disfrutar de la tarifa contratada en España, tanto para datos como para llamadas, sin ningún cargo extra.

Además, los restaurantes, bares y otros lugares públicos suelen tener redes wifi gratuitas.

Si no es vuestro caso, se puede comprar una tarjeta SIM en Holafly para viajar a Europa. Se solicita online y se recibe cómodamente en casa. Ofrece 5GB ó 12GB en más de 48 países europeos durante 30 días.


Tarjetas turísticas

  • I amsterdam City Card.

    • Acceso gratuito a 70 atracciones y museos, así como descuentos en alquiler de bicicletas, restaurantes y otros lugares de interés. En algunos sitios hay fast track y es recomendable reservar en el Museo Van Gogh o en la fábrica de Heineken.

    • Además incluye viajes ilimitados en la red de transporte público GVB de la ciudad durante el periodo de validez seleccionado.

    • Se puede comprar en los puntos de venta repartidos por toda la ciudad o puede solicitarse online y recibirla en el domicilio u hotel o recogerla directamente en uno de los tres puntos de recogida (I amsterdam Visitor Centre en Stationsplein y en el Aeropuerto de Schiphol y I amsterdam Store de Amsterdam Centraal).

    • El precio va desde los 65€, con una validez de 24 horas, hasta los 130€ por 5 días. Como siempre con estas tarjetas hay que calcular si es rentable adquirirla según las visitas que tengamos programadas.

  • Holland Pass.

    • Incluye más de 100 atracciones y museos, paseo en barco por los canales, alquiler de bicicletas y entrada a la fábrica de Heineken, algunos con fast track.

    • Existen tres modalidades: pequeña, mediana y grande. Cada una ofrece créditos, para ir gastando, en dos categorías, oro y plata.

      • Pequeña (45€): 3 créditos, 1 de oro y 2 de plata

      • Mediana (60€): 4 créditos, 2 de oro y 2 de plata

      • Grande (80€): 6 créditos, 3 de oro y 3 de plata.

    • La entrada de cada atracción cuesta uno o dos créditos en una de las dos categorías. Cuando se agotan los créditos, la Holland Pass sirve como tarjeta descuento.

    • No incluye transporte ilimitado, pero los créditos también son canjeables por abonos de transporte (GVB Ticket o Amsterdam Travel Ticket). Ver Cómo moverse.

    • Tiene un periodo de validez de 1 mes desde que se activa.

    • Se puede llevar en formato digital o recogerla en uno de los puntos habilitados para ello.


Dónde comer

La comida holandesa, igual que la belga (no en vano fueron el mismo país durante mucho tiempo) tiene mucha presencia de pescado y marisco, predilección por las cenas contundentes, como los guisados o las sopas, y devoción por los quesos y los dulces.

Te detallamos alguno de los platos que debes probar si los encuentras en tu viaje por Ámsterdam:

  • Stamppot: Guiso a base de patatas, col y otras verduras, dependiendo del cocinero, a veces lleva zanahoria, nabo o incluso brócoli. Se sirve acompañado de carnes ahumadas o de la tradicional Rookworst, salchicha de cerdo ahumada. 

  • Erwtensoep: Los holandeses aman las sopas para cenar y esta de guisantes es la más tradicional de todas. Es espesa y de sabor dulzón gracias a los guisantes y los puerros, es habitual que lleve unos trozos de salchicha para acompañar. 

  • Mosterdsoep: La sopa de mostaza típica del norte de Holanda, de sabor suave, suele acompañarse de trozos de cerdo. 

  • Bitterballen: Es la tapa de pub más habitual, son una especie de albóndigas empanadas que se sirven con salsa de mostaza para mojarlas, perfectas para acompañar a la cerveza.

  • Patatas fritas: Son tan típicas en Holanda como en Bélgica, crujientes por fuera y tiernas por dentro. La cultura de las salsas para acompañarlas es tema a parte, un buen sitio que se precie debe tener un montón de buenas salsas que ofrecer.

  • Mejillones: Los neerlandeses toman mejillones de muchas maneras, las dos más comunes son con patatas fritas o al vapor con hinojo y especias. 

  • Arenque: Uno de los pescados mas consumidos ya sea crudo, marinado en salmuera y con cebolla y pepinillos o en vinagre. 

  • Kibbeling: La versión holandesa del fish&chips, trozos de bacaladilla rebozados y fritos acompañados de sus famosas patatas y alguna salsa. 

  • Poffertjes: Minitortitas que se cocinan normalmente al aire libre en grandes sartenes especiales con pequeños huecos para cada piezas, tienen forma ovalada. Suelen servirse con azúcar glasé y mantequilla. 

  • Appletaart: La tarta de manzana en Ámsterdam es una institución, una de las mejores sin duda es de la Winkel 43. Tartas altas con mucho relleno y una corteza ligera y muy sabrosa. 

  • Stroopwafles: Dos finas galletas de una pasta entre barquillo y gofre rellenas de una capa de caramelo. Se toman sobretodo en la merienda, acompañando un café o un chocolate. Si se dejan sobre la taza unos segundos, el caramelo se derrite y están deliciosas. 

  • Kaas: Hay tantos tipos de quesos en Holanda como granjeros, os dejamos una lista de los que más nos gustan. 

    • Gouda, el más famoso y uno de los más consumidos del mundo, es un queso semiduro que puede encontrarse con multitud de sabores.

    • Edam, otro de los grandes quesos holandeses, también de vaca y semiduro. 

    • Maasdam, de leche de vaca pasteurizada con agujeros y sabor sulzón.

    • Rookkaas, de vaca y ahumado, un sabor adictivo.

    • Boerenkaas, un queso de leche de vaca sin pasteurizar, es de los que más nos gustan, tiene un toque extra de sabor.


Los sitios que más nos gustaron (lamentablemente la lista ha tenido bajas, algunos de los sitios que probamos están cerrados actualmente): 

  • Winkel 43, Noordermarkt 43, Amsterdam (TripAdvisorGoogle). Sirve la mejor tarta de manzana de la ciudad.

  • Bird Thais Restaurant, Zeedijk 72-74, Amsterdam (TripAdvisorGoogle). Comida tailandesa buenísima en este pequeño restaurante en Chinatown.

  • George W.P.A., Willemsparkweg 74, Amsterdam (TripAdvisor – Google). Al lado de Vondelpark, ideal para una cena.

  • IJscuypje, Eerste van der Helststraat 27, Amsterdam (TripAdvisor – Google). Helados muy sabrosos en el barrio de moda de Ámsterdam, Pijp.


Dónde dormir

Nosotros casi siempre reservamos a través de Booking.com.

Para nuestra estancia en Ámsterdam elegimos el Hotel Espresso City Center, con una buena ubicación, situado a 5 minutos de Vondelpark y a 10 minutos del Museo Van Gogh y el Rijksmuseum, en una zona muy tranquila. Hay una parada de tranvía justo enfrente, que lleva al centro de la ciudad, y una parada de los autobuses que llevan al aeropuerto, 397 y N97, a 500 metros (en Leidseplein).


Imprescindibles que hacer en Ámsterdam

Tenéis la información detallada en la entrada Nuestros imprescindibles en Ámsterdam.

  • Recorrer los canales 

  • Visitar el barrio De 9 Straatjes

  • Perderse por De Wallen (Barrio Rojo)

  • Visitar la Casa-Museo de Anne Frank

  • Recorrer la gran explanada de Museumplein

  • Dar un paseo privado en barco por los canales

  • Disfrutar de la Heineken Experience

  • Subir al mirador A’DAM Lookout

  • Entrar en un Coffee Shop

  • Respirar aire puro en Vondelpark

  • Comprar en los mercados callejeros

  • Hacer una excursión de un día por Waterlands


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *