Qué saber antes de ir a Copenhague



Si estáis organizando un viaje a la capital de Dinamarca, aquí os dejamos toda la información que debéis saber antes de ir a Copenhague.

Esta ciudad, famosa por la filosofía hygge y cuyo símbolo es una pequeña escultura de una sirena a orillas del puerto, ofrece la posibilidad de recorrer barrios tradicionales con canales bordeados de edificios de colores, zonas industriales rehabilitadas repletas de restaurantes y locales de moda, y hasta podréis entrar en una ciudad independiente, dentro de la ciudad, que vive al margen de las leyes.

También podréis aprovechar vuestros días para conocer poblaciones de la vecina Suecia, como Malmö o Lund, conectadas fácil y cómodamente por tren.

Nosotros volvimos encantados de nuestro viaje de 5 días en Copenhague, en el que aprovechamos para hacer una excursión de un día a Malmö y Lund.


Traslado desde el aeropuerto

El Aeropuerto de Copenhague-Kastrup está situado a 8 km al sur de la ciudad. Es el aeropuerto más importante y transitado de los países escandinavos, dando también servicio a la ciudad sueca de Malmö.

Varias aerolíneas comunican las principales ciudades españolas con la capital danesa, entre ellas Vueling, Iberia Express, Air Europa y Ryanair.

Tenéis varias opciones para ir del aeropuerto al centro de Copenhague:

  • Metro (línea M2). Es la forma más cómoda y rápida para llegar al centro de la ciudad.

    • La estación de metro está ubicada en una extensión de la terminal 3 (København Lufthavn).

    • Tiene una frecuencia de unos 5 minutos durante el día, y 15-20 minutos por la noche.

    • En 15 minutos se llega a la estación de Nørreport (según la ubicación del alojamiento, habrá que hacer transbordo dentro de la red del metro).

  • Tren DSB (Danske Statsbaner). Es otra manera rápida y fácil. Hay trenes que conectan el aeropuerto con la estación central de Copenhague (København H – Hovedbanegården) y la estación de Nørreport (también con otras ciudades en Suecia, como Malmö, a través de la red Øresundståg).

    • La estación está localizada en la terminal 3 (CPH Lufthavn).

    • El trayecto dura unos 15-20 minutos.

  • Bus. La línea 5C comunica la terminal 3 con la estación central en 30-35 minutos (los autobuses de FlixBus, Gråhundbus, Swebus y Nettbuss también conectan con Copenhague y otras partes de Dinamarca, Suecia y el resto de Europa).

El billete es válido para toda la red de transporte público: metro, tren y bus.

Se compra en la propia estación de metro, en la oficina de los trenes DBS en la terminal 3 o al conductor del autobús.

Las máquinas de venta no admiten billetes, sólo monedas y tarjetas de crédito.

Para ir hasta o desde el aeropuerto, debe adquirirse un billete sencillo de 3 zonas por 36 Kr, unos 4,80€ (tenéis más información en el siguiente apartado Cómo moverse).


  • Taxi. La parada de taxi también está en la terminal 3. El trayecto suele durar 20 minutos y cuesta unos 40-50€ (300-375 Kr).

  • Traslados privados. Es una opción cómoda para llegar al hotel, pero también la más cara. Podéis reservar el transfer privado con Civitatis o con GetTransfer.


Cómo moverse

  • A pie. El centro de Copenhague se puede recorrer caminando sin problemas, sobre todo si os gusta patear las ciudades como a nosotros. Elegid un hotel céntrico y así evitaréis los gastos de tiempo y dinero en el transporte público.

  • En bicicleta. Es el medio de transporte más utilizado en Copenhague, veréis gigantescos aparcamientos para bicis en toda la ciudad, sobre todo alrededor de la estación de tren, y encontraréis varias empresas de alquiler de bicicletas. Con sus más de 400 km de carril bici y 600.000 vehículos, Copenhague es la «ciudad de las bicis» y se disputa con Ámsterdam el puesto de ciudad con el mayor número de bicicletas por habitante (lo pudimos comprobar en nuestro viaje a Ámsterdam).

  • Con el Sistema Público de Transporte de Copenhague (Din Offentlige Transport), uno de los mejores del mundo. Cubre las localidades del área metropolitana de Copenhague y de Malmö (región del Øresund). Os dejamos un mapa de toda la red

    • Metro. Actualmente consta de 4 líneas con coches automáticos sin conductor. La línea M1 (Vestamager) une el centro con la zona sur, pasando por Christianshavn; la M2 (Kbh Lufthavn) lleva al aeropuerto; la M3 (Cityringen) es circular; y la M4 (Kbh H – Orientkaj) lleva al puerto y a la zona de la sirenita (aún hay tramos en construcción). Reconoceréis las paradas por una gran M roja.

    • S-Tog (trenes suburbanos). Comprende 7 líneas de trenes de cercanías que comunican el centro de la ciudad con los barrios periféricos, y están interconectadas con la red de metro. Gracias a la gran S blanca sobre fondo rojo distinguiréis las estaciones. Las principales son Nørreport y København H

    • Trenes DSB (Danske Statsbaner). Copenhague tiene un extensa red ferroviaria, ideal tanto para moverse dentro de la ciudad y alrededores, como para viajar a otras ciudades, incluso de la vecina Suecia (hay varios trenes cada hora operados por DBS y Transdev, a través de la red Øresundståg).

    • Bus. La red de autobuses abarca 4 zonas y posee líneas regulares diurnas y nocturnas, además, también incluye autobuses acuáticos que recorren los canales y que permiten tener una visión diferente de la ciudad.

    • Hay 3 líneas de ferry (991, 992, 993) que conectan el centro y Christianshavn con el puerto a través de varias paradas a lo largo del canal.

Aquí podéis programar todos vuestros trayectos en la red de transporte.


Hay varios billetes y abonos de viaje válidos en la toda la red de autobús, metro y tren del Área de Copenhague. La elección de uno u otro dependerá de cuánto se desea visitar y las distancias a recorrer.

  • Billete sencillo para viajes cortos de 2 a 8 zonas. Es válido para un determinado período de tiempo y un número específico de zonas, dependiendo de dónde se quiera ir. Es muy recomendable si sólo se van a hacer viajes puntuales.

    • Permite viajes ilimitados para las zonas y el periodo de validez de dicho billete (existe otro billete sencillo para viajes largos, de 9 zonas o más, menos útil para una escapada a la ciudad, y sólo cubre un trayecto desde el punto de origen hasta el destino final en tren, metro o autobús).

    • El precio varía de 24 Kr, unos 3,20€ (2 zonas) a 84 Kr, unos 11,30€ (8 zonas). Podéis ver todos los precios de los billetes actualizados en la web.

    • Puede obtenerse en las máquinas de venta o en los quioscos 7-Eleven de las estaciones de metro y tren, directamente al conductor de autobús o en la app DOT Tickets.

    • Para poder llegar al aeropuerto, debéis comprar un billete de 3 zonas (36 Kr / 4,80€).

En este enlace tenéis la explicación del sistema de zonas de la red de transportes.

  • City Pass. Es un abono de transporte bastante útil si tenéis previsto muchos desplazamientos, ya que permite viajes ilimitados por la red pública durante 1 a 5 días. 

    • Hay dos modalidades: City Pass Small (la que debéis elegir para moveros por el centro de Copenhague ya que cubre las zonas 1 a 4, e incluye el viaje desde el aeropuerto hasta la ciudad de Copenhague) y City Pass Large (cubre toda el área del Gran Copenhague, de la zona 1 a la 99, sólo útil si tenéis pensado desplazaros mucho a otras ciudades de Dinamarca).

    • El precio oscila entre 80 Kr (10,75€) y 600 Kr (80,50€) según el periodo de validez y la modalidad seleccionados.

    • Sale rentable sólo con hacer 3 ó 4 trayectos en metro, tren o bus y los traslados de ida y vuelta al aeropuerto.

    • Podéis comprar online la City Pass (y llevarla en formato electrónico en el móvil). También puede comprarse en las estaciones de metro y tren y en la app DOT Tickets.
City Pass Small
(zonas 1 a 4)
24 h
48 h
72 h
96 h
120 h
80 Kr / 10,75€
150 Kr / 20€
200 Kr / 26,85€
250 Kr / 33,50€
300 Kr / 40,25€
  • Copenhagen Card. Es una tarjeta turística que permite hacer un uso ilimitado del transporte público durante el periodo de validez seleccionado, incluyendo además el acceso a más de 80 atracciones y museos de la ciudad. Tenéis más información en el apartado Tarjetas turísticas.


Cuándo ir

La mejor época para viajar a Dinamarca es el verano, de junio a septiembre, con temperaturas máximas en torno a 20º, días largos con muchas horas de luz y mucha vida al aire libre.

En primavera ya empiezan a subir las temperaturas y las atracciones con actividades en el exterior abren sus puertas.

Los otoños y, principalmente, los inviernos son fríos y húmedos (sobre todo el mes de febrero), y los días son muy cortos con escasas horas de luz. Si no se puede viajar en otro momento, abrigaos mucho y preparaos para las temperaturas gélidas. Una parte buena de esta época son los mercados navideños y el gløgg, un vino caliente típico de esas fechas que caldea el cuerpo y no debéis dejar de probar.


Idioma

El idioma oficial es el danés, una lengua complicada (no tanto para los que saben algún idioma escandinavo).

De todos modos, tranquilos, casi todo el mundo domina el inglés y no tendréis problemas para comunicaros.


Moneda

Corona danesa (1€ = 7,44 DKK ó Kr). Podéis consultar el cambio actualizado en xe.com.

Aunque se puede pagar casi todo con tarjeta de crédito o débito en todos los locales y hay una buena red de cajeros automáticos por toda la ciudad, os aconsejamos llevar un poco de efectivo por si acaso.

Os recomendamos cambiar la moneda en la web de Ria Money Transfer o en sus oficinas antes de llegar a Dinamarca (suelen tener mejor tipo de cambio que en los bancos o en las oficinas de cambio del país).


  • Nosotros llevamos la tarjeta gratuita BNext, que sólo cobra el cambio de divisa interbancario y devuelve las comisiones que cobran en los cajeros. Funciona como una tarjeta prepago sin cuenta asociada. Podéis solicitar la tarjeta BNext en este enlace y os regalarán 5€.

  • Para realizar pagos en comercios, utilizamos la tarjeta Revolut, también sin comisiones. En este caso, sí está asociada a una cuenta y tiene un coste de emisión de 5€, a veces nos permiten hacer invitaciones gratuitas. Ponéos en contacto con nosotros si la queréis (travelisnotjusttourism@gmail.com).



Visado

Los ciudadanos procedentes de países dentro del espacio Schengen y el Espacio Económico Europeo no necesitan visado para entrar a Dinamarca, sólo el pasaporte o DNI en vigor.

Hay un listado de unos 60 países que tampoco requieren visado para permanecer 90 días en el país (entre ellos, EEUU, Canadá, Argentina, México, Chile y Venezuela).

Para más información, consultad la web del Ministerio de Asuntos Exteriores de Dinamarca.


Seguro de viaje

Para viajar a Copenhague debéis solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea, quedando así cubierta la atención urgente en las mismas condiciones que los daneses.

De todos modos, es muy recomendable viajar siempre con seguro médico. Nosotros viajamos con una póliza de seguro anual de AMA por 42€.


Electricidad

Los enchufes son como los de España, de doble clavija redonda a 230V / 50Hz.


Internet y teléfono

Gracias a la eliminación del roaming en toda Europa, podemos disfrutar de la tarifa contratada en España, tanto para datos como para llamadas, sin ningún cargo extra.

Además, los restaurantes, bares y otros lugares públicos suelen tener redes wifi gratuitas.

Si no es vuestro caso, podéis comprar una tarjeta SIM en Holafly para viajar a Europa. Se solicita online y se recibe cómodamente en casa. Ofrece 5GB ó 12GB en más de 48 países europeos durante 30 días.


Tarjetas turísticas

  • Copenhagen Card
    • Esta tarjeta permite el acceso a más de 80 museos y atracciones del área de Copenhague, entre ellos Tivoli Gardens, Rundetårn, AmalienborgRosenborg Slot o un crucero por los canales.

    • Además, incluye viajes ilimitados en todos los metros, trenes y autobuses de la red de transporte público de Copenhague dentro del periodo de validez y siempre que el viaje sea dentro de las zonas 1 – 99.

    • Puede seleccionarse un período de validez de 24, 48, 72, 96 ó 120 horas, desde 419 Kr (56€) a 999 Kr (134€). 

    • Se puede comprar online la tarjeta digital Copenhagen Card o a través de la aplicación móvil (tenéis el enlace de descarga en la web), pudiendo llevarla cómodamente en el teléfono.

    • También se puede solicitar online y recibirla en el domicilio o recogerla a la llegada en el punto de recogida del Aeropuerto de Copenhague, en el Copenhagen Visitor Service (Vesterbrogade 4B) o en la taquilla del Tivoli (Vesterbrogade 3).

    • Tenéis aquí toda la información sobre la Copenhagen Card.


Dónde comer

Hay varios platos típicos de la gastronomía danesa que podréis degustar en vuestro viaje a Copenhague:

  • A pesar de su sencillez, el smørrebrød se podría considerar el plato nacional. Es una especie de tostada de pan de centeno untada de mantequilla sobre la que se pueden añadir los ingredientes que queramos, sobre todo lo encontraréis con fiambres, salmón o el famoso sild (arenque), uno de los ingredientes más comunes de la cocina danesa, tanto marinado como guisado o ahumado.

  • Los quesos daneses también ocupan un hueco importante en cualquier comida, desde el suave Havarti al queso azul y ligeramente picante Danablue.

  • El frikadeller es un plato de albóndigas de carne de cerdo picado con cebolla y huevo,  servidas con patatas o pan. Hay otra versión con pescado, el fiskefrikadeller.

  • El flæskesteg es muy típico de las comidas de Navidad. Se prepara con un trozo de cerdo del cuello o el pecho, manteniendo la piel para que quede crujiente.

  • Pølsevogn, perritos calientes al estilo danés que encontraréis en carritos callejeros. Se acompañan de pepinillos en vinagre o col roja.

  • El gravad laks es salmón marinado en diferentes especias y eneldo, servido con salsas de yogur o mostaza.

Comer de restaurante en Dinamarca no suele ser nada barato, aunque como en cualquier ciudad cosmopolita podréis elegir entre locales de comida rápida o puestos de comida callejera con precios un poco más asequibles, hasta restaurantes de alta cocina con menús gastronómicos y estrella michelín. Estos son nuestros restaurantes recomendados:

  • Cofoco, Abel Cathrines Gade 7 (TripAdvisorGoogle). Comida danesa en un local muy acogedor, con luces tenues, ambiente cálido y una decoración sencilla y minimalista. Los platos están exquisitos y no son demasiado caros para los precios de la ciudad.

  • Mother, Høkerboderne 9-15 (TripAdvisorGoogle). Restaurante italiano ubicado en una nave industrial rehabilitada de la zona del Meatpacking District. No dejéis de probar sus pizzas de masa madre al horno del leña.

  • Paté Paté, Slagterboderne 1 (TripAdvisorGoogle). Otro restaurante localizado en el antiguo matadero con una gran carta de vinos y platos pequeños pero elaborados. Ideal para tomar una copa en la zona.

  • Halifax Burgers (Google). Esta hamburguesería tiene varias sucursales en la ciudad donde podréis elegir entre un buen número de opciones con diferentes tipos de pan, punto de la carne, ingredientes y salsas para acompañarlas, todo de máxima calidad.

  • Café Oven Vande, Overgaden Neden Vandet 44 (TripAdvisorGoogle). Ideal para tomar una comida sin pretensiones a orillas del canal en Christianshavn. Si hace buen tiempo, montan una terraza al aire libre muy agradable.

  • Flottenheimer, Skindergade 20 (TripAdvisorGoogle). Es un local muy pequeño situado en el centro de Copenhague, próximo a la Rundetårn. Ofrecen brunch y platos sencillos muy ricos y a un precio razonable.

  • Si queréis daros un buen homenaje gastronómico, podéis reservar en algún restaurante con estrella Michelin:

    • Geranium, Per Henrik Lings Allé 4, 8. Sal (TripAdvisorGoogle). Un tres estrellas.

    • Noma, Refshalevej 96 (TripAdvisorGoogle), con dos estrellas Michelin, fue durante mucho tiempo el mejor restaurante del mundo. Ofrece un menú de cocina nórdica.


Dónde dormir

Nosotros casi siempre reservamos el alojamiento a través de Booking.com.

Para nuestro viaje a Copenhague elegimos el Hotel Ansgar, con una ubicación excelente, situado en una zona tranquila a 3 minutos de la estación central (København H), muy cerca del parque de atracciones Tivoli y del barrio nocturno de moda, Vesterbro. Además, la parada de metro København H (líneas M3 y M4) está justo al lado.


Imprescindibles en Copenhague

En la capital danesa podéis dar un paseo por Christianshavn, el barrio más alternativo de la ciudad (donde se encuentra la famosa comuna hiperliberal de Christiania), hacer una visita al parque de atracciones Tivoli o un recorrido por el colorido canal Nyhavn, ir de compras a la calle Strøget, subir a lo alto de la Rundetårn o a la aguja de la Vor Frelsers Kirke, tomar una copa en el antiguo matadero de Vesterbro, el barrio rojo, o fotografiar la conocida sirenita, símbolo de la ciudad.

Os dejamos una entrada con nuestros imprescindibles que ver y hacer en Copenhague para que no os perdáis nada de esta increíble ciudad.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *