Los mejores miradores de Lisboa



Lisboa es la ciudad de las 7 colinas, llena de calles empinadas, cuestas, escalinatas y elevadores. Si os gusta ver las ciudades desde las alturas cuando viajáis, aquí podréis disfrutar de un montón de miradores que se asoman por cualquier rincón para observar todos los tejados anaranjados y las fachadas de colores de la ciudad con el Tajo como telón de fondo.

Unos son ideales para ver el atardecer tomando una copa, otros para comenzar el día viendo cómo se va iluminando el cielo. Cada uno con su encanto, los miradores de Lisboa son un imprescindible en cualquier visita a esta ciudad.


Aquí os dejamos una lista de los mejores miradores de Lisboa y un mapa de localización (hay muchos más).


1. Miradouro do Castelo de São Jorge


El Castelo de São Jorge es una antigua fortaleza musulmana construida en la colina más elevada de la ciudad. Eso lo hace uno de los miradores con mejores vistas de Lisboa y uno de nuestros preferidos para ver el atardecer.

Lo ideal es entrar a última hora de la tarde, recorrer el recinto de fortificaciones y jardines y buscar un lugar para sentarse en las almenas de la muralla, bebiendo una copa de vino si os apetece, mientras el sol se esconde por detrás de la ciudad. La panorámica del río, el puente y toda Lisboa es espectacular.

Wine with view. Costa do Castelo 42, Lisboa (TripAdvisorGoogle)


2. Miradouro da Graça


Otro de nuestros miradores favoritos a cualquier hora del día. Nosotros lo vimos al amanecer, al atardecer y a mediodía. Lo bueno de este mirador es la terraza del quiosco Esplanada, a la sombra de los pinos. Se puede tomar una cerveza con unas vistas increíbles de toda la ciudad, mientras los pies descansan de las caminatas por las calles de Lisboa.

Esplanada de Graça. Largo de Graça, Lisboa (Google)

Está situado delante de la Igreja y Convento de Nossa Senhora da Graça, que pueden visitarse de manera gratuita. En su interior hay una gran claustro y una  sala repleta de mosaicos de azulejos típicos portugueses que narran la historia de Portugal.


3. Miradouro da Nossa Senhora do Monte


Situado en el monte San Gens, es el más elevado y con las vistas más panorámicas de toda la ciudad. Podemos ver Graça, el Castelo, Baixa, Chiado, Bairro Alto, el Ponte 25 de Abril y el Tajo, aunque hay un espacio protegido que impide aproximarse al borde y eso le quita algo de encanto.

Para llegar, hay que subir una calle bastante empinada, así que evitad las horas de más calor. Suele estar muy concurrido al atardecer. Hay unos cuantos bancos bajo los pinos, puestos de bebida y comida y algún músico callejero.

Maria Limão. Quiosco donde comprar una limonada o caipirinha  (TripAdvisorGoogle). 

Junto al mirador hay una pequeña ermita a la que acuden las embarazadas lisboetas para pedir que todo les vaya bien durante el embarazo y el parto.


4. Miradouro das Portas do Sol


Otro imprescindible en la lista de los mejores miradores de Lisboa. Situado sobre el barrio de Alfama tras la Igreja de Santa Luzia, es ideal para ver el amanecer (ya lo dice su nombre). La vista de todo el barrio con sus iglesias, tejados naranjas y fachadas de colores pastel iluminándose con los primeros rayos de sol es preciosa. También es bonito al atardecer, aunque nosotros nos quedamos con los dos anteriores para ver la puesta de sol.

Suele haber algún músico callejero y mucho turismo. En la placeta está la estatua de San Vicente, patrón de Lisboa, sujetando un barco con dos cuervos, y junto a ella hay un quiosco con mesas cerca de la barandilla desde donde se tienen espectaculares vistas a Alfama.

Quiosque das Portas do Sol, Largo Portas do Sol, Lisboa (Google)


5. Miradouro de Santa Luzia


Localizado cerca del Miradouro das Portas do Sol, al lado de la Igreja de Santa Luzia, es el que menos nos gustó en cuanto a la peor vista panorámica, aunque gana a los demás en ambiente.

Hay una zona ajardinada con fuentes de inspiración árabe y varios bancos decorados con azulejos bajo una pérgola rodeada de buganvilla que invitan a sentarse, charlar, escuchar la música en directo. Hay una bar con terraza, entre los miradores de Santa Luzia y Portas do Sol, algo caro pero con una localización estupenda.

Terraço de Santa Luzia, Rua Norberto de Araújo 18A, Lisboa (TripAdvisorGoogle). 


6. Miradouro de Santo Estêvão


Este mirador lo encontramos por casualidad recorriendo las callejuelas de Alfama. Está situado frente a la Igreja de Santo Estêvão, con vistas de todos los tejados del barrio y el Tajo de fondo.

No es el que tiene las mejores vistas, pero nos encantó el enclave tranquilo, sin turistas, y con la banda sonora de un artista callejero que tocaba la guitarra.


7. Elevador de Santa Justa


En la parte superior del elevador hay una terraza que sirve como mirador. Se accede a través de unas empinadas escaleras de caracol con los laterales al aire, no aptas para los que sufren de vértigo, igual que el propio mirador, cuyo suelo de planchas de acero viejas es bastante irregular.

Lo incluimos en nuestra lista de los mejores miradores de Lisboa porque las vistas son impresionantes, se puede ver todo el centro y las colinas del este, con todo el entramado cuadricular de las calles de Baixa y el Castelo de fondo.

El billete de acceso se compra en el nivel superior justo antes de pasar a las escaleras, entrando desde Largo do Carmo (de esta manera se ahorran colas y el billete de subida el elevador). Si se opta por subir en el ascensor desde el nivel inferior, por la Rua do Ouro, hay que pagar el precio del ticket de subida al ascensor y el del mirador.


8. Miradouro de São Pedro de Alcântara


El mirador está situado en el hermoso jardín de San Pedro de Alcántara en el Bairro Alto. Junto a la barandilla hay bancos para sentarse a disfrutar de las vistas y tiene un quiosco con mesas en la terraza. Desde aquí se tiene una buena vista panorámica del castillo, el mirador de Graça y el de Nossa Senhora do Monte.

Miradouro. Rua Dom Pedro V 4, Lisboa (Google).


En octubre de 2019 la zona próxima a las barandillas se encontraba en obras.


9. Mirador sobre la ola del MAAT


El edificio del MAAT (Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología) tiene el aspecto de una gran ola, de 120 metros de longitud, cuya parte superior sirve de mirador. A él se puede acceder caminando desde la Avenida Brasília o desde el paseo peatonal de la ribera del Tajo.

Está construido con grandes escalones en pendiente que cuestan un poco subir, pero las vistas del puente con el río desde arriba son preciosas y, además, el acceso es gratuito.


10. Arco da Rua Augusta


El monumental Arco da Rua Augusta, situado en el lado norte de la Praça do Comércio, fue construido tras el incendio de 1755 como símbolo de la reconstrucción de la ciudad.

Se puede acceder a la parte superior a través de una puerta situada, bajando por la Rua Augusta, a la izquierda, justo antes de cruzar el arco. Allí se compra la entrada y se sube en ascensor hasta el segundo piso. El último tramo se hace a pie, mediante unas escaleras estrechas en las que se regula la subida y la bajada con semáforos.

Las vistas de la Praça do Comércio y el Tajo por un lado; y de todo el barrio de Baixa por el otro, son espectaculares.

11. Pilar 7 Bridge Experience


Pilar 7 Bridge Experience es un mirador instalado en uno de los pilares del Ponte 25 de Abril. Ofrece una visita interactiva en la que se explica todo el proceso de construcción del puente, acabando en una plataforma acristalada a 80 metros no apta para los que tienen miedo a las alturas. Las vistas de toda la desembocadura del Tajo merecen la pena.

12. Miradouro de Cristo Rei


Cruzando al otro lado del río, se tiene una preciosa panorámica del Ponte 25 de abril y Lisboa. Para ello hay que llegar a la gran escultura Cristo Rei, un redentor, visible desde cualquier punto de la ciudad.

El acceso no es tan fácil como el de los que están situados en el centro de Lisboa, pero si tenéis tiempo, podéis ir allí a disfrutar de las vistas.

Hay dos maneras de llegar:

  • En tren desde la estación de Campolide hasta Pragal y luego andar 30 minutos.

  • En barco desde Cais do Sodré a Cacilhas, y desde allí en el autobús 101 hasta Cristo Rei.

Bonus

Aunque no son miradores en sí, recomendamos estos dos locales en nuestra lista de los mejores miradores de Lisboa porque desde ellos se puede disfrutar de buenas vistas mientras se toma una cerveza o se come.

  • Azotea del Bar Rio Maravilha (TripAdvisorGoogle), en lo alto de un edificio industrial en LXFactory. Ideal para tomarse una cerveza al atardecer viendo el puente, bajo la gran escultura de una mujer con los brazos extendidos (que parece mirar al Cristo Rei).


  • Lost In (TripAdvisorGoogle). Este restaurante de comida indo-portuguesa ofrece buenos menús y unas vistas inmejorables de la ciudad a través de sus ventanales.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *